domingo, 6 de octubre de 2013

La estrategia española: Desmontando Mitos I

De todos es conocido, que el sector energético cumple un papel fundamental en una sociedad basada en el desarrollo industrial, turístico y servicios. Cuando afrontamos el estudio de las redes eléctricas inteligentes, es necesario sentar algunas bases para no llevarse a equívocos, y no comenzar infructuosos debates sesgados de raíz por mitos que a fuerza de repetirse en el tiempo, han pasado de de ser armas empleadas por algún lobby, a verdades comunmente aceptadas por una amplia mayoría.

Es dificil empezar, tanto, que no tenemos más remedio que dividirnos la faena, a fin de que poco a poco podamos ir sembrando las bases que permitan afrontar desde la imparcialidad el futuro energético de un país actualmente inmerso en la desinformación.

Hablaremos en estos capítulos del potencial energético existente y también del que no existe. Se diferenciará entre cuales con aquellos recursos que se pueden disponer en la práctica. Inherentemente a esta exposición, se acompañarán las valoraciones económicas asociadas a cada uno de los recursos existente, así como su imbricación política y estratégica.

Algunos de los ítems que se tratarán serán: la energía nuclear, el modelo francés, el potencial eólico y solar peninsular, la energía hidráulica, y la explotación de los recursos petrolíferos. Pero no se puede comenzar la casa por el tejado. Y un análisis serio nos obliga a repasar brevemente la historia de la energía, su disponibilidad, y el uso (y consiguiente agotamiento) de la misma. Practicando este ejercicio, observamos hasta hace poco más de un siglo, el incremento en el consumo de la energía por parte de nuestra civilización, había sido bastante moderado, contenido y basado totalmente en fuentes renovables. El consumo de energía por habitante se ha multiplicado por cuatro desde la era preindustrial y por cien desde la sociedad primitiva.

Aunque pudiera parecer preocupante el incremento en la demanda de energía por habitante por sí mismo, este crecimiento debe vincularse a otro factor que lo acompaña. En incremento mundial de la población.


Si consideramos el efecto combinado de ambos factores, resulta fácil comprender la importacia que los recursos energéticos tendrán en los años venideros.

miércoles, 19 de junio de 2013

El Autoconsumo Fotovoltaico o Balance Neto

    Las instalaciones fotovoltaicas aisladas están bien ensayadas y hace tiempo que tienen cabida en el mercado. Han sido usadas para aplicaciones en lugares remotos en donde no hay suministro eléctrico, y en donde no existía posibilidad de mantener equipos electrógenos funcionando permanentemente, o en aplicaciones donde el perfil de cargas aconsejaba acumular la energía.
  
  En la actualidad, la tecnología fotovoltaica ofrece precios más competitivos que la propia red eléctrica. Debido al ahorro que supone generar en el mismo lugar donde la energía va a ser consumida, hoy en día es rentable la instalación de paneles fotovoltaicos a fin de autoabastecer los consumos incluso donde se tiene conexión con la red eléctrica de distribución.
  
  El principal inconveniente con el que cuentan este tipo de instalaciones, es el coste, la duración y los residuos asociados a los sistemas de acumulación, como las baterías electroquímicas. Sin embargo, el balance neto, abre las puertas a que la red de distribución pueda ser usada como sistemas de acumulación, pagando, claro, un peaje de acceso por este concepto.
 
   Dicho de otro modo, durante el día, el cliente puede generar más electricidad de la que consume, y en diferido, por ejemplo a la noche, o en cualquier momento, cuando la generación no alcance a la demanda, estos derechos de consumo diferidos pueden ser empleados.
 
   El resultado es que el autoconsumo o balance neto fotovoltaico, abre las puertas al ahorro doméstico e industrial. Promueve las energías renovables sin posibilidad de especulación, ya que los excedentes de energía no pueder comercializarse (esto supondría un alta de actividad y cobrar la energía en el mercado mayorista, con escasa rentabilidad).
 
   Consideramos que esta regulación, es uno de los mayores desafíos a los que se han enfrentado las energías renovables y aconsejamos urgentemente su aprobación, con un marco legislativo que permita la estabilidad a largo plazo.
Para más información:
- Documento IDAE Balance Neto
- Samas Ingeniería

domingo, 16 de diciembre de 2012

El vehículo eléctrico

    El incremento continuo de la demanda y de la generación a partir de fuentes renovables transfiere cada vez mayor importancia a la regulación de la generación y el control de la demanda. El equilibrio resulta cada vez más difícil debido a que gran parte de las energías renovables como la eólica y la solar presentan oscilaciones con dificultad para ajustarse a la demanda. Por otra parte, la necesidad de sustituir el vehículo de combustión interna como medio motriz de los turismos actuales señala al vehículo con motor eléctrico como sucesor más sostenible del mismo. La energía eléctrica que hay que suministrar a los vehículos debe ser acumulada en los propios vehículos a fin de ofrecer un rango de autonomía suficiente. El objetivo para la implementación de esta tecnología es la integración de estos dos escenarios, los cuales pueden combinarse dando lugar al vehículo conectado a la red de distribución. Un nuevo concepto denominado V2G, vehículo a la red, que puede ayudar a paliar el problema de ajuste de la demanda, a la vez que optimizar la carga y reducir así el sobreprecio que en la actualidad tienen los vehículos eléctricos.


Vídeos recomendados:
El vehículo eléctrico y las redes inteligentes: perspectivas de desarrollo en Asia
¿Ha llegado la hora del Vehículo Eléctrico?

El transporte en Lima

Queremos compartir la aportación de Alberto Ríos.
Incoherencias en la Política de Transporte en Lima